QUINTUS VARUS – JUANETE DE SASTRE

5 casos en los que a tu pie le hace falta cirugía. – Clinicas Medinensis

¿Qué es un Quintus virus o juanete de sastre?

El Juanete de sastre en el V dedo del pie, llamado Quintus varus, o Bunionette, es una protuberancia en el V hueso metatarsiano, en la base del V dedo del pie. Los metatarsos son los cinco huesos largos del pie. La protuberancia que caracteriza el Quintus Varus se da en la “cabeza” del metatarso, ubicada en el extremo del hueso, donde se une con el dedo del pie. El Quintus Varus no es tan común como el Hallux Valgus, que aparece en la zona media del pie, pero ambos tienen síntomas y causas similares.

¿Por qué lo llamamos Juanete de Sastre?

La deformidad recibió su nombre hace muchos siglos, cuando los sastres se sentaban con las piernas cruzadas todo el día, con la cara externa de sus pies rozando contra el suelo. Este roce constante llegaba a generar una dolorosa protuberancia en la base del V dedo.

Causas

A menudo el Quintus Varus es causado por un defecto hereditario en la estructura mecánica del pie. En estos casos, se producen cambios en el marco óseo del pie que derivan en el desarrollo de una protuberancia. El V hueso metatarsiano empieza a proyectarse hacia lateral, mientras el V dedo del pie se mueve hacia medila. Este cambio crea una protuberancia en la parte externa del pie que se irrita siempre que un zapato la oprime.

En ocasiones un Quintus Varus es en realidad un espolón óseo (un crecimiento exagerado del hueso) al costado de la cabeza del V metatarso.

Los síntomas de un Quintus Varus habitualmente se ven agravados por usar calzado muy estrecho en el V dedo del pie, lo que produce roce y presión constantes.

Diagnóstico

El Quintus Varus es fácilmente diagnosticado debido a que la protuberancia es claramente visible. El médico especialista en pie y tobillo puede ordenar radiografías para determinar la causa y el grado de la deformidad.

Los síntomas del Quintus Varusincluyen enrojecimiento, hinchazón y dolor en el sitio de la protuberancia. Estos síntomas ocurren cuando se usa calzado que se frota contra la protuberancia, irritando los tejidos blandos debajo de la piel y produciendo inflamación.

Tratamiento no quirúrgico

El tratamiento del Quintus Varus generalmente empieza con terapias no quirúrgicas. El médico especialista en pie y tobillo puede recomendar una o más de las siguientes opciones de tratamiento:

  • Modificaciones del calzado: Elija zapatos de horma ancha en la zona de los dedos y evite aquellos que terminen en punta o que tengan tacones altos.
  • Cut out:  Colocar almohadillas sobre el área puede ayudar a reducir el dolor.
  • Medicamentos orales: Los medicamentos antinflamatorios no esteroides (NSAID), tales como el ibuprofeno, ayudan a reducir el dolor y la inflamación.
  • Hielo: Se puede aplicar una bolsa de hielo para reducir el dolor y la inflamación. Envuelva la bolsa en una toalla fina, no aplique el hielo directamente sobre la piel.
  • Infiltraciones: Las infiltraciones de corticoesteroides pueden ayudar en el tratamiento del tejido inflamado alrededor de la articulación.
  • Soportes Plantares: En algunos casos, el Podólogo puede recomendarlos.

Los profesionales del movimiento humano especializados en el entrenamiento del pie descalzo recomendamos un trabajo exhaustivo del y DESDE el pie en cadena ascendente para mejorar una patología estructurada como puede ser el QUINTUS VARUS.

Si quieres saber más:

  • Barcelona: 13, 14 y 15 de Noviembre
  • Albacete: 18, 19 y 20 de Diciembre

info@entrenabarefoot.com